jueves, enero 04, 2007

El Silencio de las Sirenas


*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Aquiero agregar un toque mitlógico a mi blog, después de todo yo tengo un pasado ;)
Danielys H
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Existen métodos insuficientes, casi pueriles, que también pueden servir para la salvación. He aquí la prueba:

Para guardarse del canto de las sirenas, Ulises tapó sus oídos con cera y se hizo encadenar al mástil de la nave. Aunque todo el mundo sabía que este recurso era ineficaz, muchos navegantes podían haber hecho lo mismo, excepto aquellos que eran atraídos por las sirenas ya desde lejos. El canto de las sirenas lo traspasaba todo, la pasión de los seducidos habría hecho saltar prisiones mas fuertes que mástiles y cadenas. Ulises no pensó en eso, si bién quizá alguna vez, algo había llegado a sus oídos. Se confió por completo en aquel puñado de cera y en el manojo de cadenas. Contento con sus pequeñas estratagemas, navegó en pos de las sirenas con inocente alegría.
Sin embargo, las sirenas poseen un arma mucho más terrible que el canto: su silencio. No sucedió en realidad, pero es probable que alguien se hubiera salvado alguna vez de sus cantos, aunque nunca de su silencio. Ningún sentimiento terreno puede equipararse a la vanidad de haberlas vencido mediante las propias fuerzas.

En efecto, las terribles seductoras no cantaron cuando pasó Ulises; tal vez porque creyeron que a aquel enemigo sólo podía herirlo el silencio, tal vez porque el espectáculo de felicidad en el rostro de Ulises, quien sólo pensaba en ceras y cadenas les hizo olvidar toda canción.
Ulises, (para expresarlo de alguna manera) no oyó el silencio. Estaba convencido de que ellas cantaban y que sólo él se hallaba a salvo. Fugazmente, vió primero las curvas de sus cuellos, la respiración profunda, los ojos llenos de lágrimas, los labios entreabiertos. Creía que todo era parte de la melodía que fluía sorda en torno de él. El espectáculo comenzó a desvanecerse pronto; las sirenas se esfumaron de su horizonte personal, y precisamente cuando se hallaba más próximo, ya no supo mas acerca de ellas.

Y ellas, más hermosas que nunca, se estiraban, se contoneaban. Desplegaban sus húmedas cabelleras al viento, abrían sus garras acariciando la roca. Ya no pretendían seducir, tan sólo querían atrapar por un momento más el fulgor de los grandes ojos de Ulises.
Si las sirenas hubieran tenido conciencia, habrían desaparecido aquel día. Pero ellas permanecieron y Ulises escapó.

La tradición añade un comentario a la historia. Se dice que Ulises era tan astuto, tan ladino, que incluso los dioses del destino eran incapaces de penetrar en su fuero interno. Por más que esto sea inconcebible para la mente humana, tal vez Ulises supo del silencio de las sirenas y tan sólo representó tamaña farsa para ellas y para los dioses, en cierta manera a modo de escudo.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

esto es algo fuera d lo comun pero a la vez bueno ,para una persona como yo tan mitologik esto es muy interesant pero te has preguntado ¿si las sirenas existen?
yo t lo dire diciendo que si yo he podido ver una pero lo lamentable es q nadie me creeespero q tu si bueno t cuento que las sirenas apart de su encanto tienen una apariencia bueno ,lo que significa que algunas son malas y otras no esto es lo uniko q puedo decirt chao cuidat

Danielys dijo...

Entiendo que la gente piense que estás mintiendo al decir que has visto a una Sirena, pues científicamente no está comprobado... pero... ¿cuántas cosas no están comprobadas con la ciencia y sabemos que realmente existen?

Un beso

Anónimo dijo...

parami es super interesante esto, es poreso que cuando vivia en ixtapa me gustaba ir al mar a pescar, sentarme en una roca enorme y contemplar la fuerza de la mar, ir a lo mas profundo del mar en varcos con mis tios o primos , busear.
pero jamas vi una sirena y me uviera gustado correr la suerte de "anonimo" de aver visto una sirena y yo si te creo para mi no estas loco al contrario pienso que heres realista: me gustaria platicar con tigo y que me contaras esa gran aventura.BESOS TU AMIGA MATEVILE.

Danielys dijo...

Saludos Matevile... bienvenida al blog y espero que puedas compartir tu historia

Anónimo dijo...

yo pienso que las sirenas si existen , por que las pintan de una manera increible, bueno mas que nada esto no es un comentario hacerca de este escrito , sino una forma de dar a conocer que todavia existimos personas adultas con la imaginacion de un niño.
gracias por el tiempo tomado en leer este tonto comentario .

Danielys dijo...

Hola, bienvenido a mi blog. Es lindo encontrar personas que creen en la fantasía y tienen la ilusión de ver a un ser tan mágico como una sirena

Calipso dijo...

Es probable que Ulises persiguiera la idea que todos los seres humanos compartimos y es que el camino se hace paso a paso, con el esfuerzo y el cariño, es duro pensar que todos nuestros esfuerzos seran vanos porque hay un destino escrito.

Yo esta tare te he encontrado por casualidad o por "azares del destino " pero he de decirte que me has emocionado pequeña, que he compartido un rato de mi soledad saltando alegremente sobre las letras serigrafiadas.

Encantada de conocerte, y sigue escribiendo porque lo haces muy bien.

Un abrazo y un silencio,

Calipso

Danielys dijo...

Si las personas pensaran un poco en que hay un destino escrito entonces perderían interés por la vida. Se sentarían a esperar que las cosas cayeran del cielo.

Un abrazo Calipso, bienvenida a mi blog y gracias por tus palabras

henry d n dijo...

es muy interesante tu tema por q las sirenas son algo marabillozo a mi contaban q si demoravas demasiado tiempo en mar te empesavan a salir escamas y te empezavas a convertir en sirena. se despide de ti henry un fanatico de la mitologia

Viagra Online dijo...

Pobres hombres hahaha que feo morir asi, a traves de la historia demasiados hombres poderosos han caido por los encantos de las mujeres deberian tener mas cuidado senores xD!
Suerte