martes, marzo 06, 2007

Torturas Placenteras



Sigo con mi... lenguaje coloquial, pero ahora lo voy a orientar a algo... que puede que a muchos les parezca delicioso, a otros les haga arrugar la cara, me tilden de ociosa, sin oficio, cruel, inhumana y si sigo luego se van a olvidar de mi nombre....

¿Recuerdan ese post que hice acerca de los “Dolores que causan placer”? Bueno... esta vez me voy a ir por algo que tiene que ver un poco con eso... quiero hablarles de las Torturas Placenteras. Admito que se me hace dificil escribir para los hombres puesto que lo que yo considere tortura seguramente no lo es para muchos, así que si me equivoco o falta algo.... pues ya saben el motivo.

Técnicamente hablando: La tortura es el acto de causar daño físico o psicológico intencionadamente con el fin de obtener una confesión o información de la víctima o de una tercera persona, como venganza por un hecho cometido por la víctima o por una tercera persona, o meramente para el entretenimiento del torturador.

Ese concepto está bien... pero hay que adaptarlo. Seamos claros, es delicioso torturar a alguien, por poquitiiiiiico que sea causa placer saber que tienes a alguien a tu merced, que es capaz de decir lo que quieres escuchar, o capaz de hacer lo que tú quieras (dentro de los parámetros de la “normalidad”... aunque ese es un término muy subjetivo).

Hay mucho acto masoquista en esto...algo clásico: Cera de velas, el hielo que recorre los labios lentamente, baja por el cuello sin prisa alguna, se desvía hacia un pezón mientras el otro se prepara para la llegada del frío ... quizás se quede así, esperando.. después de todo la tortura tiene que ser placentera; ese mismo hielo que se devuelve para encontrar su camino por el medio de dos montañas hasta recorrer todo un abdomen en constante movimiento, bordear un ombligo que invita satisfacer placeres oscuros y mundanos, hasta perderse en la delgada línea que une el morbo con la lujuria.

Ahora es mi turno... debo vengarme del odioso y delicioso hielo... déjame atarte a una silla, cubrir tus ojos al máximo, desnudarte por completo, desnudarme para ti, hacerte saber cada detalle de lo que hago, deslizar mis dedos por esos rincones que te invitan a perder la cordura, siente, huele, intenta materializar el olor con la lengua.. sigue esforzándote que no lograrás nada..

Este círculo vicioso de torturas donde “yo te hago” para que luego vengas a “vengarte” y demostrar quien puede más, hace que la mente despierte, busque, te haga una llamada telefónica para hacer sufrir tu mente... contándote lo que hago por ti y para ti, gimiendo y jadeando como un animal... el hecho de saber que no puedes trabajar es suficiente para sentirme dueña de tu voluntad por un instante... procura trabajar con calma, no vaya a ser que terminen por despedirte. Antes de colgar, te espero completamente desnuda... intenta no llegar tarde ;)

Mi especialidad es esa.. torturar a quien me lee. Lo dejé incompleto a propósito, después de todo revelar estrategias es mostrar debilidad ante el enemigo.... un beso a todos...

P.D: Es tu turno, intenta torturarme, tienes carta abierta para ello

4 comentarios:

DjSan dijo...

joer....Guantánamo no es nada comparado contigo ay ke ver xD

Danielys dijo...

Hahahahahhahaha eres un exagerado

nancy dijo...

emmmm gracias por el tip, ya lo anote en mi libretita: "torturar al proximo incauto" listo jajajajaja

Danielys dijo...

Muaahahahahahhah ya sabes ami... hágalo y verá como lo pone