jueves, octubre 11, 2007

Sacando el Pasaporte Bolivariano Messssssmo



Ay... tenía días sin escribir... es que no he estado en mi mejor momento... peeeeeeeeeero no crean que eso es impedimento para que le ande viendo el chiste a todo y a mis penurias cada vez que asomo la nariz a la calle. Como es acostumbrado... les traigo un cuento pa que vean lo que esta pobre gordita sufre en la calle.

Todos sabemos que aquí en la Venezuela mesma sacar un documento de cualquier tipo requiere de: paciencia, dinero, influencias, calor, malas caras y quien sabe cuantas cosas más. Está de moda sacar el pasaporte y cuanta visa puedas tener, así que este es el proceso: uno de tonto viene y se mete a cualquier hora, llega los datos y cuando vas a sacar la cita te sale un mensaje que dice algo como ”A ud le toca de tal día a tal día en tal hora”. Ah bueno uno se espera el día tal a la hora tal, supongamos que desde las 9 am, pues uno entra al sistema a las 10 am y plín ”No hay cupo, conéctese otro día”... coño, bueno le doy mañana más temprano. Te sientas en la pc a las 9 am, haces el proceso... ”No hija... ud se peló, no hay citas para pasaportes” ... el primer CDLM del día. Piensas ok, una hora antes de lo legal, resultado: na nai na nai. Ni de madrugada, ni días feriados, ni que le pidas a toda la corte celestial e infernal vas a conseguir una cita. Peeeeeeeeeero existen los salva patrias, personas que te cobran por conseguirte una cita ¿cómo? no importa, el asunto es el cochino papel.

Bueno, ya tienes la cita, ahora compra las estampillas, la partida de nacimiento (que es todo un proceso), las fotos, la cédula... ok todo en mano, es hora del viaje, no pretendas que la cita te salga para la misma ciudad donde vives porque estás bien pelado. Les cuento que su querida (y también detestada) escritora, o sea yo, tuve que echarme un cayo a San Felipe para sacar el pasaporte. Como vaina rara llegué tarde, buehhh no importa vamos. Llego allá, el gentío el calor, pregunto por la señora que me iba a pasar antes que a todo el mundo y me encuentro con la sopresa “Ayyy ella está de reposo”, ¡¡¡Demoños!!! me toca hacer la colita como todo el mundo. Mi noble madre me acompaña en mi viacrucis, pasamos a un cuarto donde al entrar me sentí como muñeco de cera que lo acercan a un horno, con cada cm avanzado mi piel se derretía.

Nos sentamos en las sillitas, entonces había que esperar. El calor, calor, sentía como mi maquillaje se corría, me sentía como una tajada, mi madre me hablaba y yo sentía que era a lo lejos, el endemoniado calor no me dejaba procesar, mis neuronas se estaban achicharrando y pa colmo de males me fui con camisita manga larga y entaconada. Cada vez que me levantada de una silla para otra (como si estuviésemos jugando) sentía que dejaba un tozo de jean pegado ahí, a veces me agarraba las nalgas pa ver si era verdad o no.

Como siempre en una cola de varias horas ajuro te tienes que hacer pana de quien tienes adelante y/o atrás y otro más, porque eso de estar en una cola 3 y 4 horas sin comentar nada de nada... mira que cosa tan fea. Bueno me hice pana de una chama, hablamos de que estuvo en los Estados Juntos (Estados Unidos), de que me sacara la visa canadiense, de como le fue y en pocas palabras un “vete si tienes chance el dinero”. También conocí a un moreno, uffffff que moreno, ay es que me acuerdo y me da denterita jajajajajaja (y hasta tengo su num y toooooodo), también me contó de que viajó, que era mejor estar fuera del país, que la gente cuando está fuera de Venezuela quiere regresarse. Obviooooooo ¿Dónde se va a conseguir gente tan simpática como aquí?

La verdad es que no me quejo de mi proceso para el pasaporte, lo único infernal era el calor, de resto la gente amable, un proceso bastante rápido, valió la pena pagar lo que pagué y... me entretuve, no crean que todo el tiempo estuve chismeando, no no no no, también me di el lujo de detallar a la gente vestida, peinada, lo que no soportaba era un olorcito a sudor de gente que tiene tres días sin bañarse, me di cuenta que era la única con cabello rojo ahí, también me fijé en que la gente no se percata de como hablan porque tienen la manía de decir “hubieron”, y no son precisamente personas sin educación.

Para finalizar les digo, si quieres sacar la cita del pasaporte aflojen dinero, prepárense mentalmente para el calor y malos olores, ropita cómoda y mucha paciencia y en el culo resistencia para lo que les tocará esperar.

4 comentarios:

Link dijo...

Es triste que hayas tenido que pagar. el ultimo pasaporte que saque aqui en Caracas fue para una amiga, en la ONIDEX de los ruices. Eso si, piazo e cola. Pero ella no pago nada. Ni yo en su momento pague nada (salvo las estampillas) ni mi mama, ni mi papa :p

Es chimbo apoyar a un gestor por sacar algo que por ley te corresponde. :p


Saludos ;D

Enoc dijo...

Estas vainas pasan lamentablemente y es cuestion del Azar...mucha gente saca el pasaporte en un dia por decirte algo y nisiquiera sabe lo que es un gestor...y tienen la leche que el dia que van...llegan a las 5 de la tarde y no hay cola...pero uno ...no joda cuando va uno...hasta las computadoras les cae virus...jejeje.

NeoGabox dijo...

De algo estoy seguro, ya estoy comenzando a ahorrar para sacarme el mio, en Venezuela solo hay dos formas de conseguir los documentos legales (que deberían ser de fácil adquisición): 1. Pagando, 2.Con palanca... Así que solo me queda la primera opción, al menos hiciste amigos en la cola...

Saludos...

Danielys dijo...

Pues de pana que es feo que haya tenido que pagar por ello, es triste que en este país sacar cualquier documento sea un problema... pero realmente si quiero viajar tengo que hacerlo.

Como dices tú, NeoGabox, menos mal que hice un par de panas en la cola, sino me hubiese muerto ahí del calor y el aburrimiento.

Saluditos Link y Enoc.